MI PADRE NO LO SABE

Segunda versión de este blog que no pretende más que dar rienda suelta a mis pensamientos, vivencias y ocurrencias de última hora. Por supuesto, tod@s invitados. Y no... mi padre no lo sabe.

sábado, febrero 17, 2007

Lo que más le entristeció no fue que cambiaras su regalo de San Valentín, no. Lo que más le entristeció fue pensar que ni siquiera con un reloj D%G fue capaz de acertar.

4 Comments:

Blogger la rateta said...

No es el regalo en sí lo que es certero...aunque un reloj Dolce Gabanna es díficil que no guste...la persona tiene que estar feliz, contenta de que ese regalo venga de TÍ. Seguro que le hizo ilusión el regalo de San VAlentín...si se quejó al instante oido cocina, no más regalos...
Siento que estés decepcionado, a ver como evolucionan los días,no? aaiii

4:24 p. m.  
Blogger JL said...

Por lo menos recibió regalos...
Saludos y ánimo!

10:54 p. m.  
Blogger Neö said...

Uno de los regalos que yo suelo hacer, es una brújula. Salgo y miro a ver cuál es la más bonita, luego la cojo entre mis manos con cariño, para cargarla de energia, y en voz baja le pido que guíe a esa persona por el buen camino, que no le deje perderse, y que encuentre su destino.
Es un regalo simbólico, que sale de mi, yo pienso que bonito, aunque no haya brújulas de D&G ni de Versace.

2:26 p. m.  
Anonymous la rateta said...

Bueno, que los regalos sean cambiados por otra cosa que gusta más no es tan terrible no? ( yo me lo repito cuando sucede), pero entiendo que el que realiza el regalo se siente un pelín triste de no acertar. ¿pero alonejor lo cambió por otro Dolce Gabanna que le gustará no?

Muy bonito ese regalo Neo!! es una estupenda idea.

4:54 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home